Crónica,  femenina,  masculina,  Sin categoría

Seguimos con más medallas

Paris, mon amour. Eso ha debido pensar Adrià Vera, que se vuelve de Francia con un bronce en salto. No deben pensar lo mismo Ray Zapata (que sacó un pie en suelo y puso las manos en salto) y Néstor Abad (que clavó las rodillas en barra), pero realmente pueden estar muy contentos porque, dejando a un lado esos fallos tontos que los dejaron sin medallas, hicieron unos ejercicios muy buenos.

¡Fíjate si serán buenos qe Dolgopyat se llevó la plata haciendo un Zapata! Con permiso de Kazuki Minami, que como llegue al mundial igual tiene algo que decirle a Kenzo en la final de suelo.

Además, Chusovitina parece que llega a los octavos juegos con ganas y sed de medalla. A ver si esta vez sí cae.

La final de caballo con arcos mejor nos la sacamos de la cabeza. ¡Si hasta Lee Chih-Kai se cayó! ¡Si Joshua Nathan se llevó el oro abierto patas! No, quizás no ha sido la mejor final.

La que sí ha estado bien ha sido la de asimétricas. ¿Habéis visto qué perfecta es Mélanie?

Ali Zahran y Samir Aït Said se han copieteado vilmente las notas en anillas, aunque a mí quizás me hayan gustado más los elementos de fuerza del francés.

Ser tan espigado le luce mucho a Loris Frasca en salto, ¡vaya Kasamatsu doble y vaya Dragulescu! Me ha faltado por ver el segundo salto de Adrià, pero ha debido de ser muy bueno, porque en el Shewfelt (el Amanar de los chicos, para que nos entendamos) ha sacado un pie. Aun así, ambas ejecuciones por encima del 9. Y a Ray le sobró potencia en el Roche y tuvo que poner las mano, ¿le habría dado para Dragulescu?

En las finales de barra y suelo han despertado las ucranianas. Aunque Bachynska no ha tenido su mejor barra, ha superado a Varinska, que para mi gusto ha sido mejor, ha estado más fluida. Y luego Varinska, elegante como es ella, se ha agenciado el oro en suelo.

La final de paralelas ha sido rara. ¿Qué es eso de que el primero haga un pedazo de ejercicio, el segundo «bien, gracias», y el tercero se dé dos veces contra la barra? Ha habido prácticamente punto y medio de diferencia entre Sugimoto y Sheppard.

Y en barra, Néstor, con lo elegante que es él, ha clavado las rodillas en la salida y eso le ha deslucido mucho (y le ha hecho quedar octavo, claro). Y luego tenemos al loco de Eltsov: Cassina, Kovacs en carpa, Kolman, Kovacs agrupado… ¿algo más, chiquillo? Aquí Nésor en la clasificación:

Si pincháis aquí se os descargará el PDF con los resultados oficiales de la web de la federación francesa.

María Ruiz, 25 Filología